El arte me está ayudando

No encendí el faro para hablar de mi misma, ni para hacer de estas páginas virtuales un diario personal, (yo el diario lo escribo a mano y es secreto, porque esa es la gracia de tener uno)

Sin embargo, a medida que exploro el arte voy descubriendo más aspectos de mi interior y más aún, soy capaz de expresarlos con una nueva pátina, con pinceladas más sueltas.

Desde que empecé a realizar Visitas Guiadas de arte en Madrid he sentido sobre mí la tensa pero excitante responsabilidad de aportar algo auténtico con mi mejor intención y máximo esfuerzo.  Aspiro a que quienes me acompañen en estas rutas a museos y galerías despierten su paleta interior, ¿Qué gama de color llevas dentro? ¿Estás en un momento de tu vida figurativo o abstracto?  ¿Eres capaz de extraer del conocimiento el disfrute sin un ápice de soberbia?

La soberbia es peligrosa…es ciega, si te posee dejas de ver. En los círculos de arte y periodismo en los que navego ciertas personas solo hablan. No escuchan. Esgrimen  ideas de expertos, una tras otra, ideas de otros y a veces me pregunto si tienen alguna opinión propia, genuina…aunque sea equivocada.

Al fondo, brillando con más luz, ciertas personas comparten. Su cultura y su capacidad de analizar la realidad con imaginación y humor me fascina y me enseña. Esta gente me abre puertas que solo yo puedo explorar, porque son puertas hacia dentro. Y yo quisiera abrirlas también para los que me acompañan en las visitas guiadas. Así ellos, tendrán un lienzo en blanco o un trozo de barro fresco, una inquietud a la que dar forma.  ¿Puede el arte renovar nuestra vida? ¿Puede reconectarnos con nosotros mismos?

A mí, el arte me está ayudando a ponerme nuevos retos, a entrar en jardines que parecían abandonados, a sorprenderme con la mirada de otros, a no ponerme nerviosa con la arrogancia que acecha, a valorar nuevas ideas, a recuperar sentimientos del pasado que había olvidado, sentimientos nobles, sentimientos necesarios para no envejecer de espíritu.Creo que el arte me está ayudando a ser más empática y compasiva, más valiente.

Estar en contacto con el arte me está ayudando a ser más yo misma, y teniendo en cuenta lo rápido que va todo, eso está muy bien.

Gracias por estar ahí.

Luigi Lucioni, un autoretrato bello por su franqueza

 

 

 

 

 

 

¿Quieres disfrutar el arte en directo?

Únete a nuestras Visitas Guiadas en Madrid. Pincha para conocer las Próximas visitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *