Nicholas Nixon, aún más cerca del tiempo

 

Consulta aquí las fechas de Visitas Guiadas Nicholas Nixon en Fundación Mapfre 

La obra más conocida del fotógrafo norteamericano Nicholas Nixon es la serie dedicada a las hermanas Brown, esas cuatro mujeres, la esposa de Nixon (Bebe) y sus tres hermanas, son el testimonio indeleble de que el tiempo transforma y preserva.

Transforma el físico, pero también las motivaciones; aunque yo diría que ciertas actitudes  permanecen a lo largo de la vida, al igual que ese “algo” que nos define a cada uno de nosotros y que podríamos llamar “esencia” . Pues sí, creo que la esencia también puede ser captada por una cámara.

Nixon las fotografía juntas una vez al año desde 1975. Pues bien, en esta expo, tenemos la suerte de contemplar la serie entera. Una maravillosa reflexión sobre el paso del tiempo. ¿Imaginas cómo sería haberte fotografiado una vez al año desde que tenías 15 años hasta hoy? Esto que hoy ya hacen muchos lo inició Nixon desde un punto de vista entre lo íntimo y lo documental.

Las hermanas Brown, 1975. Bebe es la tercera por la izquierda

Nixon trabajó toda su vida en series, eligiendo un tema que exploraba y fotografiaba a lo largo del tiempo. Aunque centró su carrera en el retrato, nunca dejó de lado el paisaje, abarcando la inmmensidad de ciudades como Nueva York o Boston desde un punto de vista bastante poético, presentándolas más como civilizaciones legendarias que como simples arquitecturas. Nicholas Nixon nos ayuda a sentir la piel de los edificios sobre la que, de nuevo el tiempo, actúa lentamente.

Battery Plaza, New York 1975

Admiro su cercanía a la realidad y su capacidad de encontrar poesía en ella, un cierto aire de trascendencia, nada pretencioso, sino sencillo y capaz de ser asumido por el espectador con tranquilidad. Sus fotografías hablan por sí mismas, sin alardes ni aparatosos trucos.

Resultan insólitos sus retratos de ancianos. En ellos, siempre con una mirada respetuosa, Nixon explora los últimos años de la vida y dota a sus retratados de serena dignidad. Lo mismo hará con enfermos de SIDA, una enfermedad que, en la época en que se realizaron estas fotografías, era mortal y además marcaba con un doloroso estigma a los que la padecían. Nixon es capaz de fotografiar respetando los silencios, los espacios y el aire de sus protagonistas, por mucho que se acerque con su cámara de gran formato, jamás invade su intimidad, jamas dramatiza su dolor.

Cuando el enfermo es quien consuela..duro pero digno 1988

Pero sigamos celebrando la vida…Además de la complicidad que se establece en las parejas, Nixon se centra en un tema muy del gusto de este faro; Los porches, esos espacios que separan lo público de lo privado, un túnel transitorio en el que dejamos el personaje social y damos libertad al nuestro yo íntimo y hogareño.En estos porches suceden historias que Nixon nos presenta de manera coral

La luz en los porches genera nuevas siluetas, sobre ellos se reflejan sombras de mañana o de tarde, sobre ellos a veces incluso rebotan las palabras dichas. ¿Nunca te has quedado en el porche pensando algo antes de entrar? Pues esta vez no te quedes en el Porche, entra y disfruta de la obra de Nicholas Nixon con las visitas guiadas de El faro de Hopper.

(Recuerda que si ninguna de las dos fechas te encaja, puedes crear un grupo con familia o amigos y el faro te gestiona la fecha que prefieras, con 6 personas ya podemos formar grupo. Escribe al faro a: info@elfarodehopper.com)

Porche…en femenino

 

El porche de la casa de Nixon 2014
Qué maravilloso momento

 

 

¿Quieres disfrutar el arte en directo?

Únete a nuestras Visitas Guiadas en Madrid. Pincha para conocer las Próximas visitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *