#FaroSing: bye, bye Durero

Resulta que Eva, la que Durero pintó junto a Adán en 1507 (Museo del Prado) ve que se acerca el final de lo suyo con Adán y tal vez deba emprender otra vida.  Ella sabe que el maestro alemán la dotó de suficiente encanto como para no tener que ser la sombra de su partener. Aunque él le gustaba de verdad. Es consciente de que si Adán se quedará algo sola en el paraíso, pero se las arreglará, y será feliz, como sucede en otros muchos finales.  Eva sabe que juntos ya no van a ninguna parte. Así que, entre decidida y expectante, siempre manzana en mano, despide al que podría haber sido su eterno compañero  y le dice “Bye,bye baby”…

 

imagesTF0DOLED

Para tal momento Eva toma la voz de Janis Joplin, con su éxito de 1967 “Bye bye Baby” . La vida de la Joplin no fue larga pero sí plena de emociones que ella misma eligió según su criterio, (aunque en la portada de este artículo su foto aún no presagie su salvaje juventud)  “Bye bye Baby” es una de sus canciones más originales y elegantes. Como diciendo…que sí, que adiós, Querido

 

adan y eva durero

#FaroSing es el nuevo formato de El faro de Hopper que tiene como intención unir obras de arte y canciones que, en principio, podrían no tener nada que ver por su época o estilo pero que por su atmósfera o mensaje tiene un punto de encuentro que hace que se potencien entre ellas. Esto es un ejercicio de pura percepción, de lo que el arte y la música me inspiran, porque ambas, arte y música, nacieron para conmover, para abrir en nuestra mente y corazones nuevas formas de entender y experimentar nuestra propia vida, por eso ambas son universales, todos podemos sentirnos identificados con ellas, pero también tremendamente personales, para cada uno tendrán un significado distinto, particular, unido a nuestra identidad y memoria.

Ya que tenemos dispositivos móviles a elegir para movernos con música, toma el tuyo y ve al Prado a reunirte con Eva y Janis, dos mujeres de traca. La mirada de Durero os observará de cerca desde su autorretrato.

La pareja de pinturas “Adán y Eva” fue restaurada por el Equipo de especialistas del Museo del Prado en un proceso delicado y complejo. Alberto Durero era un dibujante de exquisita maestría y fue capaz de dar a estas figuras un ritmo dinámico y curvilíneo francamente seductor y moderno para su tiempo. Bellini llegó a pensar que la magia de las obras de Durero estaba en sus instrumentos de pintura y le pidió cambiarle un cuadro por uno de sus pinceles. Durero accedió, pero Bellini enseguida comprendió que eran la mano y ojo de Durero y no los pelos de sus pinceles, los responsables de sus fascinantes obras. Ligeras, nunca cargadas, siempre elegantes y casi trascendentes, fuera cual fuera el tema tratado.

Aunque participaba de una profunda herencia gótica, Durero, llevó a sus obras las características del Renacimiento y fue un estudioso de la escultura clásica y de la anatomía humana y animal.

Hay museos como el Thyssen-Bornemisza que en algunas de sus exposiciones temporales  han incorporado play list en sala  para que el espectador disfrute la música mientras contempla las obras. Encuentro muy acertado su criterio de selección, pues suelen elegir las canciones en función del momento histórico y social en el que se enmarca la muestra.

Nosotros, como exploradores del arte que somos, podemos realizar este ejercicio siempre que queramos eligiendo la obra y la canción que nos apetezca. A mí unir arte y música me relaja y sobre todo me divierte ¿Te animas tú? proponme tus #FaroSing…el faro irá lanzando más a lo largo de este otoño, así que abre los ojos y dale a Play.

 

 

¿Quieres disfrutar el arte en directo?

Únete a nuestras Visitas Guiadas en Madrid. Pincha para conocer las Próximas visitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.