El marketing del gitano sabio

Paseaba por el mercado de Villagarcía de Arosa. Era el último sábado de junio pero la  lluvia desmerecía la mercancía veraniega y la gente empezaba  a emigrar de los tenderetes a los cafés. Los comerciantes recogían su género y musitaban con resignación la escasez de la caja. “¡Tengo pulseritas finas, de las que te valen para una boda o para salir con las amigas!”, canturreaba en su improvisada tienda una mujer con salero. “¡blusas y tops de marca, de boutiques buenas, por 15 euritos que este año se lleva el rosa fucsia!” contraatacaba una veinteañera desde el puesto de enfrente.  El público del mercado, en su mayoría mujeres, madres con hijas, hijas con amigas, madres con hijas y nietas, se refugiaban bajo los soportales o chocaban con sus paraguas, hasta que de pronto de la intersección de dos callejuelas  surgió un grito de revolución:

“¡Venga chicas que llegan las veraneantes y roban los maridos!”

Me volví como Penélope ante la voz de Ulises, Zas!, la primera reacción fue como si se hubiese parado el tiempo, pero de pronto, esas madres con sus hijas, esas hijas con sus amigas, esas madres, con sus hijas y sus nietas, se arremolinaron ante el puesto. Tocaban los bikinis, comentaban, se los pasaban entre ellas y empezaron las primeras compras. “Total estamos en junio, aquí en dos días pasamos del invierno al verano”. De pronto la lluvia no importaba, la motivación de estrenar bikini era más fuerte y esque aquel sabio gitano sabía que para vender hay que tocar la tecla de las emociones. En la primera agencia de comunicación en la que trabajé me decían “hay que adelantarse a las necesidades del cliente”, en la segunda “hay que aportar respuesta al cliente antes de que te hagan la pregunta”  y en el mercado aprendí que no sólo hay que saber lo que el cliente desea sino también lo que teme, y saber darle la solución. Cada marca tiene su sueño y su pesadillas, su anhelo y su temor. Desde Comunicación y Marketing tenemos que saber entenderlo. ¿Mujeres hermosas que roban maridos? bromas a parte, en Villagarcía sobran belleza y encanto y autóctonos y veraneantes nos llevamos bien, pero aquella mañana de lluvia se vendieron más bikinis, sólo por si acaso.

Únete a nuestras Visitas Guiadas en Madrid. Pincha para conocer las Próximas visitas.

14 comentarios en «El marketing del gitano sabio»

  1. Sería interesante analizar la “comunicación ambulante”, al fin y al cabo tienen siempre un trato directo con sus clientes y mensajes muy recurrentes jajaja 😉

  2. Que bueno lo de la comunicación ambulante Gemma! Y todas a comprarse bikinis que nos roban a los maridos! 😉

  3. Es una estrategia de marketing, tan antigua como Hispania…, que consiste en comunicar, informar, dar a conocer o hacer recordar la existencia de un producto a los consumidores, así como persuadir, estimular, motivar o inducir su compra, adquisición, consumo o uso.

    Vamos, lo que hacían las tenderas de las plazas con los romanos ocupantes en el siglo I, o, más tarde, con los Visigodos de turno…

    Poco ha cambiado en nuestra piel de toro desde hace siglos…, según nos muestras…

  4. Como la vida misma, ademas el miedo es un arma muy importante Oimos fuego y corremos aunque el que lo diga solo quira encender el cigrrillo.
    Muy bueno Leti.

    1. Qué bueno tu símil del fuego y el cigarrillo María, tienes toda la razón a veces el miedo no nos deja asimilar bien la i formación, pero ahora sin temor voy rumbo del mercado de Villa, como sábado que es espero encontrar allí nuevas y geniales ideas!

  5. Ayyyyy… divina emoción… ¿A dónde iríamos a parar sin ella? En cualquier caso y a donde sea, pero con bikini.

    Gracias Leticia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies